viernes, 15 de junio de 2007

No queremos que llore

Muchas visitas y tan sólo dos míseros comentarios. ¿Qué pasa aquí? ¿Voy a tener que poner orden? Hombre ya.



1 comentario:

Javier dijo...

La ausencia de comentarios es el pan nuestro de cada blogger, amigo